CASTELLANA DF.: Guapos Inn

Con Castellana DF, lo primero que pensamos, a no ser que se esté al día de lo más cool de Madrid, es en México. Y por ahí….frío, frío. El segundo intento, será situarlo en La Castellana (Paseo de, para ser más puristas). Y por ahí….nos vamos acercando. El siguiente dirá que “ah, es lo que está donde el House of Ming” (el ex – chino más rancio de la capital, pero emblemático donde lo haya). Y por ahí… casi ya nos hemos quemado.

Castellana DF es el nuevo local de moda de la capital. Lo de DF es por Food & Drink, y el resto del nombre, por su ubicación en el número 74 de la calle madrileña. Si hubiera sido por Divine&Famous, también nos lo hubiéramos creido, porque lo que por allí pasea es la crème de la crème de la ciudad.
El dueño ya tiene experiencia, suyas son tabernas como Casa Remigio, o la antigua La General. Pero ahora Madrid es fashion, y hemos subido de escalón.

Del local y la comida poco voy a contar. Entren, caten y vean. Desde desayunos por la mañana, a comidas y cafés, pasando por la caña de cierre laboral, para llegar a la cena y que corran las copas. Los momentos son muchos, y el ambiente siempre el adecuado. La decoración tiene gusto, un estiloso aire retro confiere calidez y lo transforma en un espacio acogedor. Una cómoda con vitrina luce libros de diseño, y unas sillas mecedoras esperan para charlar.

Pero el momento estelar es cuando comienza el desfile. Niñas guapas y chicos distinguidos. Estamos en Madrid, y en business quarter, así que, eso si, cuidado no se nos escape una gomina de más, o unas iniciales demasiado bordadas.

Un lunes pre navideño, ahí está Anita Aznar, que como las uvas se acercan, se reúne con sus amigas para resumirles su año. El problema es que se ha dejado la etiqueta de su prenda superior por fuera, y como se entere Cuore, la sacan en un agggrrrr. No distinguimos si es de Zara o de firma, pero de repente, una amiga de mamá acude a salvarla. Y entre beso y beso, de aquellos en el aire, no vaya a ser que nos manchemos, sin advertencia ninguna y con sibilino disimulo, esconde el pequeño rótulo dentro de la espalda de Anita. Y es que una princesa, por falsa que sea, no puede saltarse la etiqueta.

Y de repente la elegancia personificada entra por la puerta, y toca alzar la vista para babear ante Rafa Medina. Que aún osado como su madre, y con cierto toque rancio como su padre, al chico no se le puede negar que es bello. Y a su lado su rubia novia, que en directo deja de ser una Vecina normal para ser una despampanante Laura. Y seguiríamos…

Madrid se ha vuelto fashion, y los boquerones y las tapas, ahora tienen glamour. Muchos se han subido al carro, y con locales exquisitos, se llenan de “wanna be” que desmerecen el percal. Hablemos de Ramsés, donde entre coktail y coktail, un lleno de “quieroynopuedo” buscan plan.

En nuestro número 74, el look es “de toda la vida”. Aún así, no aconsejo ser habitual. Madrid es mucho más que manadas de Ladies con pieles y Misters con cuellos jugando al Who is Who.

Pero vale la pena fichar de vez en cuando, porque si hay que ser inn, hay que estar in.

P.D: de precios tampoco hablo, que me tocó ser invitada, y como hay que ser educada, hasta el postre dejé escoger.

7 comentarios sobre CASTELLANA DF.: Guapos Inn

  • Alejandro

    El sitio es cutre (y si, digo cutre, que significa tacaño, miserable, pobre, descuidado, etc). Primero de todo en el restaurante sobran como mínimo diez mesas, estabamos embutidos como si de un comedor de colegio se tratara. Los camareros y las personas no podían pasar entre las mesas, la música estaba tan alta que no se oia al prójimo (y me refiero al acompañante, no al de la mesa de al lado, que por la distancia, también se le podía llamar prójimo). Mesas de chiringuito de playa (de metal que sonaban a ojalata, plegables), de diferentes alturas y con sillas del mismo tipo). No había mantel y las servilletas eran de papel. No nos cambiaron de plato entre los huevos estrellados (por lo tanto, el plato estaba totalmente pringado al terminar) y los langostinos. Había tantisima gente dentro que me costo más de un minuto llegar al servicio, la zona de la barra parecía la de una discoteca, y una vez en el baño vi a una señora (estilo azafata) que segun salí del servicio y tirar (yo) de la cadena, entro ella (delante de mi) y volvio a tirar de ella, después, antes de terminar de lavarme las manos me avasalló con un papel (que no toalla, tanto que dicen de que es muy pijo el lugar) para secarme las manos. Ahí se terminó la aventura de la cena. A todo esto no había ni siquiera un salero en la mesa y espero que Iker Casillas que estaba en una mesa de alrededor, fuese ahi por primera vez y engañado, que el servicio en el restaurante chino de al lado de mi casa es mejor.

  • Pita

    Hola Alejandro…..pues no sé…..yo no he tenido esa percepción del local. Es cierto que hay mucha gente siempre, pero bajo mi punto de vista, por cuando yo he estado, el servicio ha sido correcto. Es verdad que siempre puede haber malos días, o no sé…..yo ahora hace tiempo que no voy, así q a lo mejor ha cambiado…..también te digo, que para mí, el sitio básicamente destaca por el ambiente, y lo inn….no porque vaya a optar por una estrella michelín…. :-))))
    Bueno, no sé….dale otra oportunidad, o no….tu mismo. Muchas gracias por, de todas formas, compartir tu experiencia en el blog.

  • Ayer fui con una amiga peruana al salir de trabajar. Ibamos con un vestido y leggins, y ella con vaqueros. No nos dejaron entrar con la disculpa de que “sólo se entra con reservas”. Me quedé fría cuando me pararon en la puerta. Espero una disculpa. Volveré sin mi amiga peruana para ver si son racistas o simplemente clasistas. Me dio una pena……

  • Pita

    Pues yo espero q. no sean ni una cosa ni otra…..la verdad…..

  • silvi

    Ni son racistas ni clasistas.Cuando el local tiene el comedor completo y la barra está llena de gente restringen la entrada, no es un local muy grande y se llena muy pronto.Hay que saber que es un restaurante con otro concepto, no es el típico sitio con mantel y música tranquila, bajan las luces, un dj pincha y la música está a tope.La comida está bien, no será finísima pero todo está muy rico.Tampoco me parece un sitio cutre,ni descuidado, ni pobre, es otro concepto de restaurante, lo que queda claro es que no es un sitio para ir en plan santurrón, es para ir de marcha y a pasartelo bien.( es cierto que un par de mesas sobrán, ok).Los baños siempre limpios con papel y con ambientador. Un sitio para gente pija??? pues la verdad es que va mucho pijo, sí! pero también tienen derecho a vivir y pasarselo bien no??
    El mes de diciembre y enero son meses con muchas cenas de empresa y reuniones a lo grande, por eso creo que Alejandro vería alguna mesa plegable, no es lo normal.Yo le daría otra oportunidad al local, por las mañanas está más tranquilo, no tiene nada que ver con la noche.Se ven mejor los cuadros, el jarrón impresionante con flores naturales y baño sin azafata.

  • Informaros en general que castellana DF se a reformado, hemos cambiado la carta haciendola mas restaurante . Tenemos una nueva carta de cocktails y platos de fuera de carta muy apetecibles.

    Podeis mirar las novedades y el cambio de carta en nuetra pagina web http://www.castellanadf.com y pedir informacion para nuestros menus de navidad…

    muchas gracias Castellana DF

  • Pita

    Muchas gracias Víctor!! pues tendremos que ir a probar esas novedades, y así poder contarlas… :-)))))))

Responder a Pita Cancelar respuesta

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>