VIAJE INICIÁTICO (V.I): Inicio

Compartir

“Todo lo que no está escrito desaparece, salvo por ciertos momentos que perduran, ciertas personas, días concretos. Los animales mueren, la casa se vende, los hijos son mayores, incluso la propia pareja se ha desvanecido, y aun así queda el poema”. El arte de la ficción, James Salter

 No sé muy bien por qué, pero me apetece. Es más, creo que tengo que hacerlo. El descanso y el no pensar, o el pensar mucho, o el pensar con serenidad. O solo sentir.  Palabras que, cada vez que perfilo mis vacaciones, aparecen en una pancarta de letras enormes acomodada en mi cabeza. Leer, escribir, parar, actividades que solo se hacen con una misma. Llamémoslo el egoísmo del autocuidado, o la necesidad de desaparecer. La tecnología me pondrá límites. Y no, tampoco es sola, los kilómetros van a cargo de la furgo, compañera de viaje a la que hay que prestar más atención que a cualquier otro colega.

Toca palpar sueños, dejar de imaginar planes maravillosos, descoser ciertos miedos, saludar y disfrutar de la soledad buscada.

Casualidades de la vida, me despido de ti al salir de Madrid. Algo empieza a ordenarse.  Enfilo la autovía del Sur. Enciendo el CD, suena Camarón. Algo empieza a ir bien. Me persigno, ritos ancestrales de familia.

 

 

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>