Carta a los Reyes Magos: EL PRÍNCIPE AZUL

Queridos Reyes Magos, y en especial, querido Baltasar, que el nexo más exclusivo siempre lo he tenido contigo:

Este año he sido buena, requetebuena, y aunque no me quejo de nada, tengo que deciros que esto de conocer al Príncipe Azul empieza a ser una tarea tan ardua que me parece que voy a necesitar vuestra ayuda.

Sí, sí, estamos de acuerdo, una ha sido siempre quizás demasiado exigente, pero habiendo llegado a estas alturas no voy  a bajar el listón, así que por eso de facilitaros el trabajo, que a estas horas ya sé que vais petados, voy a hacer un ejercicio de concretar los puntos más elementales (no los enumero para que  no haya confusión, que todos son importantíiiiisimos) que debe tener ese hombre taaaaan imperfecto que sea taaaan genial para mí, y así a ver si en el 2014 me lo presentáis.

  • Vamos a empezar con lo esencial. Que bese como Dios manda. Capaz de torear esas resistencias dignas, tímidas u orgullosas de una, y ose abrazarme hasta asfixiarme para darme un beso de esos de los que no te puedes despegar. El ejemplo creo que es clarísimo, no?

  • No sé si estáis al tanto, pero vaya, con cinco años quise hacer piano. El primer curso era de solfeo, y con esta voz que me ha tocado las monjas no tuvieron más remedio que decirle a mi madre que, a pesar de lo mucho que me esforzaba….lejos, lo que se dice lejos, en esa faceta artística no llegaría. Así que aunque a una le gusta cantar, sí, desafino en grado considerable. Con lo que entenderéis que me da igual si él canta bien o mal, pero que le dé al micro y se atreva a darlo todo…hasta en un karaoke, pues……yo, desde luego, lo miraré absorta, lo importante siempre, son las risas…

  • Hablando de risas… por mucho que mis amigos no se lo crean, es básico para las mujeres. Así que o me hace reír o no hay nada que hacer. Pero vaya, que tampoco lo pongo complicado, que una es de carcajada fácil…

  • Y por supuesto, después de cantar y de reír….será que hay que bailar, no?? A mí lo del dancing me gusta mucho mucho, y sola en la pista no me voy a quedar….así que lo siento, quiero bailar!!!

  • Bueno, por si la cosa tiene que prosperar (que por el momento no hace falta, eh,  no vaya a ser que me asuste demasiado rápido), pues sería bonito tener la complicidad, la incondicionalidad de mi pareja favorita (no sé si la dieron en los cines en Oriente, pero ya estáis por favor viendo Lugares Comunes, para que me entendáis). Ellos tienen claro que 1+1 tiene que sumar más que 2.

  • Por supuesto, espero que él sepa cómo tiene que conquistarme, gestos amables, muestras de interés, un buen corazón, y no, lo material no es importante….pero dónde estén unos zapatos….

  • Ahí va un punto complicado, es mandatory un toque de libertad, digo NO al A, B y C que está estipulado, un porque soy así y yo lo valgo y de gris que se pinten los otros, monto en long, o me piro en una Volkswagen surfera, me visto según lo que me apetezca, lucho aún por sueños que cumplir… Lo siento, ya son varios los que han pasado por mi vida y ese siempre ha sido el Mínimo Común Denominador (y si además tiene los ojos de Gael….)

  • Bueno, bueno, la elegancia es algo que se lleva dentro, estamos de acuerdo. Hasta con samarreta y zapas. Pero estaría bien que sepa cuándo toca lucir una corbata o un foulard, elegir bien los zapatos, saber que un sombrero siempre puntúa 10, me entendéis, un toque cool o un rollo exquisito al más puro estilo Eliot….

  • A ver, que esto tiene que ser fácil, eh, que de las “complicadas” ya nos hemos cansado, así que las cosas fluyan, basta con querer pasar rato (hoy, eh, que lo importante es el presente) juntos. Sí, sí, nos fallaremos quizás muchas veces, pero hay que poder contar con el otro…el tiempo que se esté…

  • Hombre, Majestades, es de cajón,  pero por si acaso se nos escapa este detalle, que estemos enamorados, eh…que estar por estar es tontería… y, no, no hace falta que corra para verme, no vaya ser que se tropiece, pero esa conexión se tiene o no se tiene…

  • Hablemos del mar. Que una no sabe vivir sin la playa y las olas, así que de entrada, al menos estemos de acuerdo en el destino de unas vacaciones…

  • Cabeza y conversaciones inteligentes. No, no, ya, yaaa….que no es que yo llegue al nivel de Mackenzie pero un McAvoy y su reto intelectual es importante para que mis neuronas trabajen, se superen y le pueda admirar.

  • Last but not least,  ya sabéis que a una le gusta leer, escribir, darle a la música, ir al cine o al teatro, el deporte….no hace falta que compartamos las mismas inquietudes, que los espacios de cada uno son importantíiisimos para la salud emocional, pero si coincidimos en alguna querido Baltasar. Y sí, sí… que la librería ya la monto yo, pero cierta sensibilidad es requerida por diooooossss…

Bueno,  que seguro que me dejo algo, pero para hacer la primera selección hay ya chicha, no?? Cómo lo veis queridos Majestades, esto sólo pasa en las películas o……..existe….?????

Me van contando a ver, y muchas gracias, que sea leve esta noche….

Mª Eugenia.

PD.: sí, he obviado la guapura….pero es que si encaja con todo esto (y algo más), a mí me va a parecer el hombre más guapo y sexy de la tierra…seguro….



4 comentarios sobre Carta a los Reyes Magos: EL PRÍNCIPE AZUL

Responder a Joan Cancelar respuesta

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>