Las Nenis rumbo a Río (4): !!!!!Río!!!!!!!

Uno de los aspectos positivos que tiene haber pasado parte de tu infancia viendo (las veces que hiciera falta, hasta aprendértelas de memoria) películas de Marisol es que, en una de ellas,  la redicha niña prodigio del cine español emigra a Río de Janeiro en busca de su hermana gemela, y al ritmo de ese desafinando “Oooohhhh Tony” y brincado con esa “Bossanova en tu mirada…..”, con siete años te conviertes en la mayor experta de la Cidade mais Maravilhosa do Mondo, y sin necesidad de enciclopedias ni de exámenes de capitales en el colegio,  te ubicas por ti misma en ese Pan de Azúcar bajo el que Río se hace minúsculamente grande, te haces devota de ese Corcovado al que nuestra protagonista suplica con lágrimas en los ojos, y sueñas con estar en esa playa de Copacabana donde apuestos brasileños, esta vez blancos, se llevan bofetadas por “poner ojitos” a jovencitas que desconocen aún lo que es el bikini.

Por tanto,  tus amigas se carcajean cuando, casi treinta años más tarde,  pisas Río de Janeiro y te emocionas al ver que todas esas escenas se ruedan ahora contigo allí, y que esa ciudad por la que Marisol divaga es prácticamente la misma.  Más cosmpolita, más cool, pero avanzas por esos coloridos adoquines, te topas con esos edificios art déco, con esos sesenteros apartamentos blancos de playa que siguen invadiendo una ciudad hoy ansiosa por figurar, una ciudad donde se disfruta de esa joie de vivre que se dicta en francés pero que se vive en brasileiro.

Y vislumbras desde cualquier rincón al Cristo saludándote desde lo alto, haciéndote pensar que, incluso los ateos, deben sentirse protegidos por ese inmenso Señor que te recibe con los brazos abiertos. Y coges el “telesférico” hacia el Pan de Azúcar para darte cuenta de que, efectivamente, estás en una de las  ciudades más bellas del mundo, donde la naturaleza deja paso a una civilización que, de forma educada y estética, va moldeando su hueco, rindiéndose ante lagos, morros, y el horizonte del mar. Y en invierno, y luciendo ahora ya sí bikini, por fin estás en el Posto 9 de la playa de Ipanema, repostada en una de esas sillitas de look retro, colocadas de espaldas al mar, mientras gozas del espectáculo de atléticos brasileños impregnados por el espíritu de sus próximas Olimpiadas, y cuentas esbeltas figuras  que corren, patinan o circulan en bicicleta por el paseo que une el pijo Leblon con la “hollywoodiense” Copacabana.

Durante todos estos años, tu visión de Río se ha ampliado gracias al fútbol, por lo que no te pierdes esa foto en el laureado santuario de Maracaná, o gracias a la samba, así que visitas el Sambódromo anhelando estar allí en el próximo carnaval, y por supuesto, gracias a la evolución de su música, con lo que  durante unos días, con más autoestima que nunca, te conviertes en esa Garota de Ipanema que describía Vinícius de Moraes al son de Tom Jobim, y te dejas ver por el famoso local donde le dieron forma. Y sí, eres también consciente de ese mundo de las favelas que, desde lo alto de las colinas, amenaza la armonía de la ciudad.

Hoy, junto a los botecos, Río se llena de restaurantes y locales donde es necesario fichar con tacones y minifalda aunque llueva y la temperatura marque de repente doce grados. Río te invita a consumir en tiendas de diseño con marcas que cotizan caro. Río es una ciudad evolucionada que mantiene su señorío añejo.  Río abre las puertas a un turismo global recibiéndolo con su propio calor, con su ritmo, con sus risas, con su gozo, y sobre todo, con ese paisaje  impresionante por el que se cuela una intensa ciudad.

Nuestro viaje acaba aquí. Dos meses más tarde nuestros whatsapps siguen de forma permanente pitando divertidos recuerdos. Brasil nos ha hecho reír. Brasil nos manda volver……Olha que coisa mais linda, mais cheia de graça……

P.D.: la noche de Río, por una cosa u otra, se nos estaba resistiendo. El último día salimos a darlo todo.  El local espectacular estaba lleno de hombres. Resultó que todos eran gays.

P.D.: al buscar los enlaces de las canciones de Marisol, me he dado cuenta que me las sigo sabiendo……

2 comentarios sobre Las Nenis rumbo a Río (4): !!!!!Río!!!!!!!

Responder a Laura Cancelar respuesta

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>