“Sobre Flores y Cerdos”

Reír y seguir riéndote.  Cierto es que a quien escribe le cuesta poco soltar una carcajada,  ya que sea con humor negro, con humor inteligente, o con humor simple… siempre que sea HUMOR del bueno,   una es carne de cañón de la risa y se convierte en una espectadora muy agradecida. Pero ayer las risas fueron de muchos, y no fui  la única que disfrutó con el show de  Nancho Novo, “Sobre Flores y Cerdos”.

Poco hay que comentar sobre lo qué pasa sobre el escenario, y bajo él.  No hay efectos especiales, ni grandes montajes, ni vestuarios o coreografías.  Sólo un actor un tanto desgarbado, con una bonita sonrisa y mucho carisma, un músico que da juego, y  una guitarra y un micrófono como elementos acompañantes.  El actor interactúa de forma constante con el público, siendo uno más, provocando cercanía sin temor.  Yo fui interrogada dos veces, pero sólo sonriendo, me libré de contestar.

Quien haya estado en el Alfil, estará de acuerdo conmigo que es un teatro muy acogedor, y ya  que dispone además de servicio de bar, es el emplazamiento ideal para sentirte como en casa, y con tus amigos y una copa, estar más que a punto para reírte y seguir riendo.

El polifacético Sr. Novo….más Nancho….que Largo…empieza diciéndonos que va a hablar de El Amor. El tema está ya más que trabajado, y sus monólogos no se escapan de los tópicos.  Por tanto, no puedo destacar esta vez ningún argumento con relevancia especial sobre el que salir reflexionando.   Pero no creo que sea ese el objetivo, o si lo es, me atrevo a decir que no lo consigue.  El objetivo es reírte y seguir riéndote. Y en eso, hace diana.   Con un estilo humorístico, definido por el propio actor gallego como “guarromántico”, y a través de fragmentos musicales, poemas, narraciones, pensamientos,  mezclados en una coctelera sin sentido, acaba sirviéndonos una noche de verano un tanto desvergonzada pero de lo más refrescante.

El actor salva los toques soeces de su argumentarlo, que a pesar de que son siempre victoriosos con la gente, suelen rebajar caché.  Disimulándolos en el contexto, e introducidos con sarcasmo e inteligencia, provocan más risas que escándalo.  Y pillan todos, y nos reímos todos.  

Como que  por razones que no vienen al caso, la calle Pez es una de mis favoritas desde mis inicios en la capital, como que al Alfil le tengo un cariño especial como teatro, como que siempre me he reído de manera muy  gansa con Nancho Novo, ahí os dejo mi recomendación para el espectáculo.  Cierto es que con éste no puntúanos en el “ranking cultureta”, pero cierto es que reímos….. y seguimos riéndonos.   

2 comentarios sobre “Sobre Flores y Cerdos”

Responder a Javier Cancelar respuesta

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>